Mi primer tatuaje


Como primer tattoo, aquellos que todavía no están muy convencidos, optan por los tatuajes pequeños. Si el proceso no les causa dolor ni demasiadas molestias, más tarde se animarán a un tattoo más grande o seguirán decorando su cuerpo con tatuajes modestos.

Lo ideal es realizarse un tatuaje con sentido, el diseño debe hacer alusión a algo que verdaderamente te agrade. También hay diseños neutros que nunca pasan de moda, como pueden ser una flor, un zapato, una estrella o un corazón. A la hora de elegir el diseño debes tener en cuenta que, a no ser que se tape o quite con láser, un tattoo te acompañará toda la vida.

Asimismo, el lugar del cuerpo donde lo ubicarás es igual de importante. Queda en ti decidir si estará en partes ajenas a la vista o lo expondrás.

Otra cuestión importante que no puedes dejar pasar si eres novato en el mundo del tattoo es el sitio donde te lo realizarás. Antes de entrar decidido a tatuarte fíjate bien las condiciones higiénicas y destreza del tatuador. Si te gusta o no su actitud, es fundamental ya que si te sientes incómodo con él sin duda la experiencia no será una anécdota muy grata. Si el trabajo terminado es lo que esperabas, ya tienes un tatuador de confianza al cual acudir la próxima vez.

Como ya deberás saber, el proceso para tener un tatuaje perfecto no sólo dura lo que dure la sesión. Si no quieres tener inconvenientes asegúrate de seguir todos los cuidados correctamente en el proceso de cicatrización.

Comentarios

Scroll To Top