Piercing Microdermal

Así como hay diferentes técnicas y diseños con los que se pueden realizar tatuajes extraordinarios, aunque muchos lo no crean en el área de las perforaciones ocurre lo mismo. El sitio donde va el piercing y la forma con la cual se coloca el mismo pueden variar.

Hoy presentamos un tipo al piercing microdermal, que es una alternativa al piercing que ya todos conocemos. Se trata de un implante subcutáneo que a diferencia de los piercings tradicionales no tiene orificio de entrada y salida. El aro a colocar puede ser de plástico o acero quirúrgico. Al ir introducido bajo la piel es importante que antes de someterse al procedimiento la persona interesada esté 100% segura de que no es alérgica a este material. La forma del aro es muy particular ya que se trata da de una L con un detalle en la punta, que es lo que se verá finalmente sobre la superficie.

A la hora de realizar la colocación, se debe estar relajado. La tensión y el miedo hace que el proceso sea doloroso cuando en verdad no tiene que doler demasiado. El profesional higienizará el área donde se desea el microdermal y luego realizará un pequeño corte con un bisturí. Se coloca el aro y se presiona. La piel cicatrizará rápidamente.

No es frecuente el uso de anestesia. Al contrario de lo que muchos creen no es tan doloroso el momento de la perforación en sí sino las horas posteriores. Una vez cicatrizado el tejido correctamente, la única forma de quitar el piercing microdermal es realizando un corte en la zona y sacarlo como lo pusieron.

Comentarios

Scroll To Top