Tatuajes y cicatrices

Los tatuajes y cicatrices son una buena combinación. Cuando se tienen marcas permanentes es posible camuflarlas con un lindo tattoo. Una vez que está instalada en el cuerpo es muy difícil conseguir borrar una cicatriz. Algunos consideran que las mismas son sexys e imponen respeto mientras que otros las detestan. Para los que integran el segundo grupo hoy les presentamos una tattoo que deben tener en cuenta.

Aquí un chico que tenía la marca de la típica operación en la que quietan el apéndice decidió esconderla bajo un bello tribal.

Existe un temor a colocar tinta sobre el tejido dañado siempre y cuando la herida ya esté cicatrizada no tiene por qué haber inconvenientes. Lógicamente se notará la textura de la piel, pero en cuanto al color los pigmentos tomarán igual que en cualquier otra parte del cuerpo. El diseño no puede ser cualquiera, se debe tener en cuenta el color de la cicatriz y su extensión. Lo más recomendable es utilizar color negro ya que cubre muy bien la superficie y diseños tribales de forma alargada.

En estas fotografías se puede observar claramente el antes y después. Donde antes había una fea cicatriz que deprimía a este joven ahora hay un espléndido tattoo tribal que le encanta. Sacarse la camisa en público ya no es una vergüenza para él. Esta técnica de cubrir cicatrices es utilizada por hombres y mujeres de todas las edades.

Comentarios

Scroll To Top